Los tonos pastel son perfectos para crear ambientes suaves y calmos.  Estos colores son capaces de aportar una amplia gama de posibilidades sin dejar de costado cuestiones como la femeneidad o la delicadeza.

Para empezar un living que mezcla magistralmente tonalidades sin por esto crear un espacio que sature.  Gracias a que se trata de un ambiente en el que se combinan colores pasteles como el verde menta, el lila y el rosa palo se ha podido abusar de manera correcta de la paleta cromática.

foto-pastel-vintage

Por otra parte, el efecto contrario también puede ser plasmado.  Nos referimos a un espacio que se maneje dentro de una sola gama cromática.  En este living se apeló al uso de la paleta  de los azules y celestes.  Para dar un toque disruptor: el verde.

foto-pastel-azul

Una opción que mezla la tranquilidad de los pasteles con detalles metalizados y flúo.  Una apuesta para los que se atreven a más.

foto-pastel-metalizado

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Guía para decorar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...