Tener una casa pequeña no es excusa suficiente para no contar con un recibidor, y si no nos crees observa esta alternativa que se desarrolla en un espacio muy reducido. Se trata de un espacio de dimensiones escasas como así también de disposición algo complicada dado que su centro se halla en la unión de dos