Una idea de lo más práctica para decorar una habitación infantil es colocar sobre una de sus paredes una pizarra como se puede apreciar aquí abajo.

A través de este sencillo movimiento podrás estimular tanto la creatividad y el juego como así también la capacidad de aprendizaje de tu hija.

En este caso se trata de un típico pizarrón que se caracteriza por poseer una superficie oscura, en general verde o negra, sobre la que se escribe o dibuja con tiza blanca o de colores.  Sin embargo esta no es la única posibilidad ya que en la actualidad el mercado ofrece las pizarras claras sobre las que se trabaja con marcadores.

Imagen vía: Decoideas

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...