Los espejos son elementos  capaces de reflejar imágenes en su superficie. Desde los tiempos de las antiguas civilizaciones tales como la griega, la egipcia o la romana se vienen utilizando como elementos de tocador.

Sin embargo hoy en día el espejo es mucho más que un elemento de tocador, es que actualmente es también un elemento decorativo en sí mismo.  Un buen ejemplo de este uso de los espejos son éstos de forma redonda que han sido colocados en la pared de un dormitorio.

Como te imaginarás puedes jugar con su disposición y crear cuantos diseños diferentes se te ocurran con tan sólo cambiar la ubicación de todos o algunos de los espejos.

Imagen vía:  Espacio living

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...