Decorar el dormitorio de las pequeñas del hogar es una de las tareas más hermosas que nos pueden tocar.  Para ayudarlas a que se inspiren, aquí les dejamos algunas propuestas.

El rosa es un tono que jamás fallará cuando se trata de niñas.  Si mezclamos el rosado con un dosel el resultado no podrá ser más femenino.  Para agregar un poco de vivacidad al cuarto se han colocado algunos toques de tonos intensos como el rojo o el verde.

Otra alternativa tan femenina como vintage: un cuarto rosa, verde y blanco estampado.  El uso del floreado en conjunción con la cama de caño trabajado y los muebles antiguos dan como resultado una habitación con aires campestres y románticos.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Decoración in

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...