El blanco y negro es un dúo cromático imbatible.  Esta mezcla de colores puede quedar muy bien en todo tipo de espacios y el baño no es la excepción. A continuación les presentamos algunos ejemplos que confirman esta regla.

El minimalismo y esta dupla de colores conducen al éxito.  Esto se debe a que la neutralidad de estos colores es más que bienvenida en los espacios del mencionado estilo.  En el caso de este baño la novedad está dada por la elección de las  formas curvas en lugar de las rectas.

foto-baño-minimalismo

Un baño de aires rústicos o industriales también puede verse beneficiado por esta elección cromática.  Al elegir el blanco y negro se genera un ambiente original con aires de sofisticación.

foto-baño-rustico

Una opción  totalmente blanca y negra.  El efecto de continuidad en este espacio es creado no sólo por la elección de colores sino también por la selección del mismo material para paredes y piso.

foto-baño-azulejos

Un baño totalmente blanco puede verse muy beneficiado por la elección de un piso llamativo.  En este caso el piso destaca no sólo por su patrón sino también por incorporar el color negro.

foto-baño-piso

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Estilo y deco

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...