Colocar cuadros en la pared es una tarea sencilla pero que no debe ser dejada al azar.  De hecho, antes de colgarlos debemos tener presente qué es lo que queremos lograr con ellos además de dar un detalle bonito al ambiente.

Si quieres obtener un espacio sobrio una composición de cuadros bicolor es una buena opción.  Jugando con tamaños y marcos lograrás versatilidad sin necesidad de saturar.

cuadro 1

Los cuadros también pueden ayudar a definir espacios.  Así, pueden convertirse en una excelente forma de poner un límite entre un living y un comedor integrados.  También son una buena alternativa para indicar cuál es la pared principal de un ambiente.

cuadro 2

Si se trata de un espacio reducido o de techos bajos, los cuadros verticales son una buena opción a tener en cuenta.   Gracias a su disposición, estos cuadros generan una ilusión óptica de alargamiento.

cuadro 3

Escrito por Andrea Korniusza de Decoasa

Imágenes vía: Decora ilumina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...