Utilizar blanco en el recibidor es una alternativa más que viable.  Esta opción cromática es acertada para numerosos casos como por ejemplo recibidores pequeños o  modernos.

Cuando se trata de recibidores de espacios bien reducidos, una buena idea es colocar el blanco, o los tonos bien claros, en paredes y muebles.  En este caso se trata de un mueble bien angosto que ha sido colocado sobre una pared en la cual se han dispuesto varios percheros o ganchos de formas bien diferentes.

Si dispones de más espacio, una buena idea es utilizar el recibidor como lugar de guardado.  En este caso se ha partido de paredes blancas sobre las que se han colocado estantes también blancos.  Un detalle interesante es el uso de baúles que actúan tanto como espacio de guardado como así también de lugar para sentarse.

Otras veces sucede que el recibidor se halla integrado a otra habitación como por ejemplo el living, aquí lo ideal es no desentonar con la deco del resto del lugar.  En este recibidor se optó por aprovechar las paredes blancas y colocar una mesa de hierro bien trabajada que combinan con la deco del living.

 

Imágenes vía: Decoralia

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

¿Quieres ser parte de una Comunidad Online de Decoración? Registrate en la Nueva Red Social DECOCASA ONLINE y podrás compartir fotos, artículos, música, enlaces, crear grupos y mucho más.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...