El blanco es un color capaz de combinar con todo.  Este tono no sólo nos brinda la posibilidad de jugar sino que además resulta perfecto para generar sensación de espacialidad y luminosidad.  Veámos qué sucede cuando el blanco domina el living.

Un living blanco con detalles rústicos.  Madera, fibras naturales, hierro y mucho verde ayudan a crear este entorno donde se respira  naturaleza.

blanco campo

Los detalles étnicos se llevan de maravillas con el blanco.  De hecho, un living a puro blanco puede convertirse en el lienzo perfecto para un estilo decorativo tan llamativo y particular como el étnico.

blanco etnico

Un living blanco súper femenino.  Para lograrlo se utilizaron texturas suaves y detalles súper delicados como perlas, flores y pieles.

blanco femenino

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Inspira hogar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...